Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store

¿Cómo una organización comunal puede solicitar al INA que abra un curso en su localidad?

6 mayo 2021

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) tiene actualmente, en la Región Brunca, 4 centros ejecutores físicos: en San Isidro de El General, en Río Claro, en San Vito de Coto Brus y en Ciudad Cortés de Osa.

No obstante, no todas las personas pueden asistir a estas instalaciones para suplir sus necesidades de capacitación con miras a sostener su trabajo actual, obtener un nuevo empleo o generar un emprendimiento.

Por esa razón, el INA tiene también un centro ejecutor que ofrece módulos y programas de capacitación en las comunidades más alejadas de acuerdo con sus necesidades.

Este trabajo se ejecuta con especial énfasis en los cantones de Buenos Aires y Corredores, donde no hay instalaciones físicas del INA.

El centro ejecutor está dirigido por el Departamento de Servicio al Usuario. Además de las capacitaciones, Acciones Móviles, como se denomina el centro ejecutor, realiza campañas de promoción de la labor del INA, según lo explicó don Wilberth Hernández, encargado del área.

El objetivo de esta estrategia es ofrecer especializaciones técnicas y cursos que respondan a una oportunidad real de generación de ingresos, para ayudar así a las comunidades a salir de la pobreza, reactivar su economía y generar empleos de calidad.

Pero entonces, si en su comunidad ya detectaron una necesidad de capacitación que generaría empleo, ¿cómo solicitar al INA que les brinde el curso o especialización?

Don Wilberth explicó a 88 Stereo que cada año, en Junio aproximadamente, Acciones Móviles elabora un programa de cursos y capacitaciones a brindar el próximo año, considerando las solicitudes realizadas por organizaciones, personas y empresas.

Además, aprovecha la información que le llega a través de comités de apoyo y centros colaboradores del INA esparcidos por toda la Zona Sur, quienes identifican y recopilan esas necesidades.

Para ser incluida, una comunidad puede hacer llegar una carta formal con la solicitud, dirigida a Servicio al Usuario del INA, argumentando el por qué requieren ese módulo o programa, la asistencia técnica o certificación. También pueden llamar a las oficinas en Villa Ligia de Pérez Zeledón o enviar un correo a la dirección: WHernandezVargas@ina.ac.cr

Después de ponerse en contacto con la organización, persona o empresa que hace la solicitud, el INA plantea una fecha de ejecución y lo que requerirá en términos de logística (por ejemplo, el traslado del docente, los materiales y equipo especializado).

Para eso, levanta una lista de participantes que puede incluir un proceso de pre-selección dependiendo del tipo de capacitación.

Luego, se realiza formalmente el proceso de inscripción o matrícula por medio de Internet, para lo que se habilita la plataforma en una fecha y hora determinada para que las personas ingresen con un código.

Este proceso también puede ser manual, para lo que un funcionario del INA se traslada hasta la comunidad. Eso dependerá de la población que se atiende.

A veces, después de ese proceso es necesario hacer un segundo filtro para verificar que todas las personas cumplen con los criterios, y a quienes califican se les envía un formulario para concretar el ingreso a la capacitación.

El día en que inicia el curso, la institución envía la persona docente y el material, siempre y cuando el curso sea presencial.

Si es virtual, todo se hace a través de aulas virtuales con la creación de usuarios. También se recurre a plataformas externas como ZOOM o Teams para impartir las lecciones.

Recordemos que entre el 70 y 80% de los cursos de Acciones Móviles son virtuales, en este momento, debido a la pandemia.

Entre las capacitaciones que suele brindar Acciones Móviles están cursos de inglés, de computación, y de temas vinculados a la producción agrícola y el turismo.

A %d blogueros les gusta esto: