Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store

165 ganaderos de la Región Brunca implementan acciones adaptadas al cambio climático

5 mayo 2021

En la Región Brunca, 165 ganaderos implementan en sus fincas acciones adaptadas al cambio climático (NAMA) y han transformado la manera en que realizan esta actividad económica tan importante para el país, explicó Joaquín Torres, Jefe Regional de Extensión del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Puntualmente son 115 productores que participaban del programa NAMA hasta 2020 y 50 más que están en proceso de seguimiento este año.

Pero, ¿cuáles son esas acciones realizadas por ganaderos conscientes y responsables?

  • Pastoreo racional: división de la finca en parcelas o apartos que permiten la rotación del ganado.
  • Fertirriego con purines (mezcla de agua con orines, bosta y residuos de alimentos de los animales) y bioles (abono foliar orgánico hecho de excretas). Ambos mejoran los micronutrientes del suelo.
  • Cosecha de agua de lluvia.
  • Establecimiento de banco forrajero.
  • Manejo de registros.
  • Mejoramiento de pasturas y ambientes protegidos.
  • Sembrar árboles en los bordes de los potreros.
  • Optimización de los recursos y respeto a la naturaleza.

Todo impulsado por el programa oficial de la NAMA Ganadería y la Estrategia Nacional de Ganadería baja en Carbono.

Esta iniciativa busca que las fincas ganaderas, de carne, de leche o de doble propósito, logren incrementar la carga animal por hectárea, disminuyan costos, hagan mejor uso del suelo y del agua; protejan los recursos naturales que las rodean o dentro de sus mismos límites, como bosques, ríos, quebradas y nacientes e incrementen la materia orgánica del suelo, gracias al mejor uso de los remanentes, y que capturen mayor cantidad de carbono.

Estas acciones ofrecen otros beneficios para las fincas como la posibilidad de participar en el mercado internacional, de optar por algún reconocimiento en sostenibilidad o de obtener la bandera azul, por ejemplo, explicó el funcionario.

De hecho, el sector ganadero nacional viene trabajando en un proceso de escalamiento de la NAMA Ganadería, que está asociada a la Estrategia de Nacional de Ganadería Baja en Carbono, política pública amarrada al Plan Nacional de Desarrollo 2019-2034 y al Plan Nacional de Descarbonización de la Economía.

El Instituto Nacional de Aprendizaje, el Sistema de Banca para el Desarrollo, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, la Universidad de Costa Rica, la Universidad Técnica Nacional, y el Servicio Nacional de Salud Animal, son otras entidades que apoyan el esfuerzo por ampliar el impacto de la NAMA Ganadería en Costa Rica.

Actualmente, en todo el país, hay 1100 fincas ganaderas registradas en la NAMA y al 2022 se espera que esa cifra sea de 1773 fincas.

A %d blogueros les gusta esto: