Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

Productores de frijoles y café en Chánguena de Buenos Aires amplían su mercado

5 noviembre 2021

Unas 120 familias productoras de frijoles y otras 9 dedicadas al café, fueron las beneficiadas con las inversiones por ₡40.5 millones que realizó el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) en Chánguena de Buenos Aires, Puntarenas, con el objetivo de impulsar la producción en la zona sur del país.

Este jueves 4 de noviembre, el presidente ejecutivo del Inder, Luis Diego Aguilar, y el viceministro de la Presidencia de Asuntos Políticos  y Diálogo Ciudadano, Randall Otárola, visitaron a las dos organizaciones de productores que recibieron el apoyo del Instituto para ampliar sus negocios, en el marco de las acciones que lleva adelante la Comisión de Alto Nivel para la Atención del cantón de Buenos Aires, creada en 2019 por decreto ejecutivo N. 410529 MP.

Se trata de la Asociación de Productores e Industria de Chánguena (ASOPROINCOCHA), que desarrolló el proyecto de construcción de un cuarto frío para el mantenimiento de frijoles comerciales, y de 9 familias productoras de café en Quebrada Bonita de Chánguena que recibieron unidades procesadoras de despulpado.

En detalle. Los dos proyectos ejecutados por el Inder en Chánguena de Buenos Aires y visitados este jueves por los jerarcas del Inder y del Ministerio de la Presidencia son los siguientes:

Construcción de cuarto frío

Junto a la Asociación de Productores e Industria de Chánguena (ASOPROINCOCHA), se construyó un cuarto frío para el mantenimiento de frijoles comerciales. Esta entidad agrupa aproximadamente a unos 120 socios agricultores y sus respectivas familias.

De esta forma, el centro de acopio se vio fortalecido al contar con lugar especializado que reúne las condiciones mínimas para guardar el producto. La organización ahora puede comprar el frijol a sus productores y conservarlo por mucho más tiempo, mientras se coloca en el mercado.

Gracias a esta iniciativa, se pueden almacenar alrededor de unos 500 quintales del grano y distribuirlos según demanda del mercado, lo cual es importante a nivel de organización y también para el consumidor final, ya que está recibiendo un producto de calidad.

Para el desarrollo de este proyecto fue necesaria una inversión por parte del Inder de ₡11,7 millones por medio del Programa Fomento a la Producción y Seguridad Alimentaria.

Unidades procesadoras de despulpado

Otras nueve familias se vieron beneficiadas con el proyecto de producción de café con valor agregado para productores de la zona de Quebrada Bonita en Chánguena.

En este lugar se hizo entrega de nueve unidades procesadoras de despulpado que incluyeron sus respectivas chancadoras, camas de secado de café y hasta servicio sanitario, para cumplir con las características mínimas necesarias. La inversión en este proyecto fue de ₡28.8 millones.

El proyecto vino a mejorar las condiciones sociales y económicas de las familias, al permitir dar valor agregado a su producción y de esta forma contar con precios más competitivos. Además, contribuirá a que las familias incrementen las áreas de café, renovando con variedades nuevas como Obata, que son tolerantes a la roya y con rendimiento superior a las 65 fanegas por hectárea.

Al mejorar las condiciones de sus fincas podrán optar por certificaciones que también darán valor agregado a distintos mercados y mejores precios.

A %d blogueros les gusta esto: