Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

Nuevo residencial del BANHVI será hogar de 70 familias en Parrita

17 junio 2021

El deseo de habitar una casa propia, en un sitio seguro y sin riesgo de ser afectada por una inundación, es una realidad para 70 familias, a quienes se les entregó una vivienda financiada con recursos del bono en el Residencial Valladolid, en Barrio El Tigre de Parrita, provincia de Puntarenas.

Verónica Vanessa Bello, una de las beneficiadas, dijo sentirse feliz con su nueva casa en Valladolid, con lo cual puso fin a años de alquiler y ahora disfruta de “tranquilidad y paz” al dejar atrás la zozobra y peligros ocasionados por las frecuentes inundaciones en el barrio Sitradique, donde vivió los últimos años con sus hijos Valeska, Yeila, Montserrat y Eitan, y su esposo Johnny Lara.

Igualmente, sus nuevas vecinas, Dulcelina Jiménez y Deyanira Picado, también se mostraron felices y seguras:

Previo a la entrega de las casas, las familias debieron cumplir con los requisitos establecidos por ley para recibir el subsidio del bono, con el cual financiaron las viviendas. El estudio socioeconómico realizado a los grupos familiares reveló que la mayoría están a cargo de mujeres jefas de hogar (83% de los casos) y todas viven en situación de extrema necesidad.

En marzo anterior, una comitiva gubernamental corroboró la calidad constructiva de las casas y la urbanización, su grado de avance (88%) y giraron instrucciones a la constructora para acelerar la culminación de las obras, con el propósito de entregar a las familias las casas en el menor tiempo posible.

El Gerente General del BANHVI, Dagoberto Hidalgo, detalló que las viviendas constituyen una respuesta concreta a las necesidades de techo digno para familias de escasos recursos — algunas de las cuales estaban en zonas de riesgo del cantón de Parrita–, pero, además les brinda seguridad, por estar ubicada la urbanización en una zona libre del impacto de inundaciones, tan frecuentes en varias partes del cantón.

Hidalgo resaltó la importancia de Valladolid “en la generación de empleo y contribuir a dinamizar la economía de la zona, pues representó casi 240 empleos, entre directos e indirectos, y más de 3.000 metros cuadrados nuevos de construcción”.

Características del residencial Valladolid. Las viviendas de Valladolid están construidas con bloques de concreto, con una distribución de sala-comedor-cocina, un baño y cuarto de pilas expuesto en patio posterior. Poseen 2 y 3 dormitorios, según sea el número de integrantes de la familia beneficiaria y los techos están a una altura superior a la de otras viviendas de interés social, con el fin de aportar mayor frescura, debido al clima caliente de la zona.

En los casos de personas adultas mayores o con discapacidad, tienen adaptaciones especiales en los baños (azulejo antideslizante en la ducha) y acceso a la casa mediante una rampa, con su respectivo pasamanos y baranda, entre otras adecuaciones.

En cuanto a la urbanización, tiene aceras con rampas, zonas de juegos, áreas comunales y las calles son asfaltadas y con demarcación horizontal y vertical. Cuentan con un adecuado sistema de evacuación de aguas pluviales; además, se realizaron los estudios técnicos del terreno, para descartar la posibilidad de inundaciones.

El desarrollo del residencial responde al trabajo colaborativo entre el BANHVI, el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos, la Presidencia de la República, el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FODESAF) y COOPENAE como entidad autorizada.

Los residentes de Valladolid reciben atención médica en la clínica de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a 5 km de distancia; tienen acceso a educación primaria en Barrio El Tigre -donde se ubica la urbanización- y en el centro de Parrita también existen escuela, colegios, negocios comerciales de todo tipo, plaza de deportes, iglesias y servicio de autobuses.

La comitiva del sector vivienda también aprovechó su visita a Barrio El Tigre, para efectuar una inspección y valoración de obras en el proyecto Costa Verde, actualmente con un avance del 55% y corroborar el avance de la obra con la entidad autorizada COOPENAE R.L. y la empresa constructora.  Costa Verde tiene el objetivo de dar casa propia a 64 familias en situación de extrema necesidad y en su desarrollo el BANHVI tiene prevista una inversión en bonos por ¢1.569,2 millones.

A %d blogueros les gusta esto: