Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

La Artritis Reumatoide puede desarrollarse súbitamente en semanas o meses

11 noviembre 2021

Aunque la Artritis Reumatoide (AR) es una de las enfermedades reumatológicas más comunes, no todas las personas conocen sobre sus síntomas. De hecho, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que las necesidades más urgentes son la educación sobre el padecimiento, reconocer su tratamiento y la importancia de la rehabilitación.

¿QUÉ ES LA ARTRITIS REUMATOIDE?

La AR es una enfermedad autoinmune, es decir, que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a las células sanas de las articulaciones y otros órganos, provocando que el fluido de las articulaciones se acumule, lo que resulta en una inflamación. Si esto persiste, el cartílago que cubre las terminaciones óseas puede deteriorarse, ya que éste no puede repararse por sí solo.

El impacto que tiene en la salud del paciente es progresivo y puede desarrollarse súbitamente, incluso en cuestión de semanas.

Se estima que la AR es una de las mayores causas de ausentismo y retiro laboral prematuro en el mundo según datos de la OMS.

De acuerdo con la gravedad de la enfermedad, la esperanza promedio de vida para un individuo con AR puede ser unos cinco a diez años menor que en la población general.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Las personas con Artritis Reumatoide pueden desarrollar depresión, derivado del dolor articular, la frustración por la pérdida de habilidades manuales, y por el simple hecho de no poder desempeñar sus actividades diarias con normalidad.

“Es una enfermedad que impacta la vida de aproximadamente 1,5% de la población mundial, esto es casi 2 personas de cada 100 habitantes y suele manifestarse más en mujeres menores de 40 años. Lo preocupante de la artritis reumatoide, es que si no se controla oportunamente puede llevar a deformidad de las articulaciones de forma permanente y a una verdadera incapacidad funcional. Es una enfermedad que puede aumentar el riesgo cardiovascular, es decir, aumenta el riesgo de infarto cardíaco y cerebral”, comenta el Dr. Arturo Runnebaum, Médico Especialista en Reumatología.

Algunos criterios para su diagnóstico son:

  • Rigidez matutina: El paciente experimenta rigidez superior a una hora.
  • Artritis de tres o más articulaciones: son signos que debe revisar un experto como aumento de las partes blandas o derrame articular en muñeca, codo, entre otros.
  • Artritis de las articulaciones de las manos: Debe revisarse por un experto considerando interfalángicas proximales, metacarpofalángicas o muñeca.
  • Artritis simétrica: Artritis simultánea de dos articulaciones simétricas.
  • Nódulos reumatoides: Observados por un médico en áreas pararticulares, superficies extensoras o prominencias óseas.
  • Factor reumatoide sérico: Debe determinarse por un método cuya tasa de positividad entre los sujetos sanos (controles) sea inferior al 5%.
  • Cambios radiográficos: Cambios típicos de la enfermedad en la radiografía posteroanterior de la mano y muñeca, como osteoporosis local y erosiones.

¿LA ARTRITIS REUMATOIDE TIENE CURA?

El especialista Runnebaum indica que estos efectos nocivos pueden controlarse, puesto que aunque no se tiene cura, existen muchos tratamientos que pueden mejorar la vida del paciente.

Por esa razón, el diagnóstico y tratamiento oportuno es crucial para los pacientes con esta enfermedad, puesto que la inflamación no tratada durante mucho tiempo, además de profundizar en un estilo de vida limitado por el dolor y aspectos incapacitantes, incrementa el daño, que en muchos casos es irreversible.

Por tanto, los objetivos de los tratamientos son prevenir y controlar el daño articular, la progresión de la enfermedad, prevención de la pérdida de la función articular, disminución de los síntomas y una mejor remisión o baja actividad de la enfermedad que concluya en una mejora sustancial de la calidad de vida.

Finalmente, en materia de los nuevos tratamientos, es importante considerar la trazabilidad, reconociendo cada una de estas etapas, el origen de sus componentes, los procesos, la producción, manipulación, entre otros, que puedan ser importantes por el impacto que pueden tener en el producto final que el paciente recibe.

A %d blogueros les gusta esto: