Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

IMAS incrementó inversión social en 64.61% en medio de la pandemia

5 agosto 2020

Pese a la reducción de ingresos institucionales producto de la pandemia, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) incrementó la inversión social en un 64.61%, transfiriendo en el primer semestre de este año ¢45.195 millones más con respecto al mismo período de 2019.

Comparativamente, 327.527 familias recibieron atención de la institución, cuya inversión social asciende a ¢115.142.290.262 millones, frente a 195.408 familias beneficiadas en 2019 (¢69.947 millones).

Este aumento tiene su razón en los recursos adicionales recibidos para otorgar el Bono Proteger, el incremento de recursos que significó la ejecución de las transferencias correspondientes al beneficio de Crecemos y la canalización de recursos propios para la atención de la emergencia.

Además, desde el inicio de la pandemia, el IMAS activó una estrategia de sostenimiento de los beneficios del Programa de Promoción y Protección Social, de forma tal que se han conservado los subsidios en las transferencias a familias en condición de pobreza, personas adultas mayores o con discapacidad, beneficiarios de Avancemos, Crecemos Red de Cuido, así como el sostenimiento de las familias incluidas en la Estrategia Puente al Desarrollo, entre otras poblaciones prioritarias.

Juan Luis Bermúdez Madriz, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del IMAS, explicó que a esto se sumó la ejecución de giros extraordinarios por concepto de emergencia para asistir proactivamente a familias en condición de pobreza jefeadas por mujeres desprotegidas ante la pandemia, lo cual contribuyó a aumentar la cobertura desde una búsqueda activa y oportuna.

“Desde el inicio de la pandemia, previmos que la reducción de la actividad económica repercutiría en los ingresos institucionales. Por ello tomamos estrictas medidas de restricción de gasto que nos permitieran sostener el apoyo a las personas más vulnerables. Éstas incluyeron el congelamiento de plazas, disminución en más de la mitad el plan de compras 2020, reducción de otros rubros de remuneraciones. Así, con la misma capacidad administrativa y el esfuerzo de todo el país, hemos podido extender los programas de protección y promoción social a más familias”, afirmó Bermúdez.

Ejecución primer semestre 2020:

  • Avancemos. Inversión de ¢30.095.651.500 que benefició a 163.434 estudiantes de secundaria pertenecientes a 131.276 familias.
  • Crecemos. Inversión social de ¢22.614.317.000, apoyando de esta forma a 206.602 estudiantes de primaria pertenecientes a 159.450 familias.
  • Cuidado y Desarrollo Infantil. Inversión de ¢16.397.805.924, de la cual se beneficiaron 16.470 familias y 24.130 personas menores de edad.
  • Procesos Formativos. 5.654 personas, con un presupuesto ejecutado de ¢1.683.308.000.
  • Atención a Familias*, se realizó una inversión de ¢24.407.254.301 que favoreció a 73.440 familias.
  • Otros beneficios con una inversión de ¢19.943.953.537

*En cuanto al beneficio de atención a familias, previamente indicado, destacan las siguientes atenciones:

  • Lo que corresponde a la Estrategia Puente al Desarrollo, 25.935 familias cuentan con el acompañamiento de cogestores sociales y registran a la fecha una inversión de ¢20.575.942.028.
  • La atención mediante el beneficio de Emergencias, abarcó a 77.171 familias, con un presupuesto ejecutado de ¢18.222.944,571.
  • En canto a poblaciones específicas, destacan 203.191 hogares con jefatura femenina atendidos durante el I semestre, con un presupuesto ejecutado de ¢78.412.212.412.

Desde la declaratoria de emergencia nacional el 16 de marzo, el IMAS continuó con su atención, de forma virtual, telefónica y de forma presencial solo en casos especiales, acatando lo dispuesto por las autoridades de salud.

“A pesar de todas estas medidas, debemos abogar por un reforzamiento de la inversión social en el segundo semestre de este 2020. No solo del IMAS, también para los programas de otras instituciones como CONAPAM, CONAPDIS, PANI e INAMU, entre otras, que representan la mejor defensa para atender los impactos socioeconómicos de esta pandemia”, concluyó el ministro Bermúdez.

A %d blogueros les gusta esto: