Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store

En riesgo más de 6 mil familias que mantienen contratos para protección de bosques, según FONAFIFO

20 octubre 2020

El planteamiento de recorte que se discute en la corriente legislativa dejaría al Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) en la imposibilidad material de ofrecer ingresos a más de 6.000 familias que mantienen contratos vigentes para proteger sus bosques o establecer plantaciones.

Así lo informó el director de la institución, Jorge Mario Rodríguez, al detallar que, a través del programa de pago por servicios ambientales, se verían afectados cerca de ₡17 mil millones anuales dirigidos a actores más vulnerables de la economía como pequeños productores forestales, mujeres, organizaciones y territorios indígenas entre otros y que se ubican en los cantones de menor índice de desarrollo social.

Agregó que FONAFIFO implementa además, subprogramas diversos de crédito en condiciones favorables, –no comparables con ningún otro esquema de la banca tradicional–, que constituyen la única alternativa financiera para muchas familias y microempresarios que pretenden establecer una plantación o alguna actividad relacionada con el bosque como medio para subsistir y mediante el cual se desembolsan anualmente ₡1.000 millones.

“El cierre de nuestros programas de financiamiento estimularía el cambio de uso del suelo para muchos de los propietarios de bosque que perderían por completo su único ingreso, y que ante la presión de subsistir es probable que prefieran dedicar su tierra a otra actividad productiva que le genere recursos en el corto plazo”, indicó Rodríguez.

Adicionalmente, la moción presentada pondría en riesgo programas de crédito, ambientales, adquisición de equipos o la dotación de los recursos necesarios para brindar apoyo técnico en materia de conservación forestal, entre otros.

El director de FONAFIFO advirtió que la desaparición del bosque trae consigo  también el riesgo de perder la biodiversidad y es “justamente a través de las especies animales y vegetales que conviven en los ecosistemas boscosos, que disponemos de los insumos para el desarrollo de  la industria eléctrica, alimentaria, farmacéutica, y textil por citar algunas”, dijo.

“FONAFIFO cumple su deber constitucional de proveer un ambiente equilibrado y seguro para todos y  el primer insumo para garantizar  la permanencia en el tiempo  de los servicios ambientales y por ende de  todos los beneficios que esto acarrea”, indicó Jorge Mario Rodríguez.

“Estás restricciones impiden la operación de institución, y sin la posibilidad de  mantener el capital humano capacitado, la  adquisición de equipos o la dotación de los recursos  necesarios para brindar apoyo técnico, se hace imposible cumplir con las acciones de monitoreo reporte y verificación (MRV)  que exige el Banco Mundial para el desembolso de recursos” acotó.

Los efectos de las acciones institucionales del Fonafifo son contundentes entre las que se destaca:

Mejora los medios de vida de los proveedores de servicios ambientales. Aumenta la cantidad de servicios ambientales disponibles, procura la apertura, promoción y consolidación de mercados para los servicios ambientales, contribuye a la conservación de las funciones ecológicas de estos ecosistemas, y mitigar las emisiones de gases efecto invernadero que contribuyen a minimizar los impactos del cambio climático.

Compromisos con el Plan Nacional de Desarrollo, el Plan Nacional de Desarrollo Forestal, la Estrategia Nacional de Biodiversidad y el Plan Nacional de Descarbonización. Actividades del Fondo impactan todos los instrumentos de política y planificación nacional y sectorial de Costa Rica. El desempeño efectivo impacta a su vez la buena imagen del  país y le abre un espacio en el foro mundial para ser un referente en temas ambientales y merecedores de recursos de cooperación o donación internacional.

Pago por servicios ambientales y el crédito forestal.  Esquemas como el Programa de Aprovechamiento Forestal  (PPAF) y los sistemas mixtos  diseñados  específicamente para fortalecer las capacidades locales del micro productor por medio de proyectos agroforestales y silvopastoriles.

Restauración de paisaje productivo. Este proyecto busca que P a partir de una infraestructura verde se pueda reducir la vulnerabilidad climática, y aumentar la resiliencia al cambio climático y mejorar la conectividad. La primera fase ya fue aprobada y representa un ingreso 1.500.000 euros provenientes de la Comunidad económica europea. La segunda etapa abre la posibilidad de obtener 730.000 euros más para implementar medidas de restauración y promover el desarrollo de la región Huetar Norte.

“En un análisis aún más global, privar a Costa Rica del Fonafifo significa privar al país de un actor fundamental para el desarrollo ambiental sostenible, poniendo en peligro la dotación de servicios ambientales que resultan absolutamente necesarios para garantizar la calidad de vida de los costarricenses”, concluyó el director de la institución.

Foto ilustrativa, tomada de EFE Verde.

A %d blogueros les gusta esto: