Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

¿Cómo se organiza la búsqueda de una persona extraviada en el Chirripó?

2 junio 2021

Luego de que se extraviara y falleciera, lamentablemente, una mujer montañista de 39 años al salirse del sendero Ventisqueros del Parque Nacional Chirripó a inicios de mayo, 88 Stereo quiso consultar con el SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación del Ministerio de Ambiente y Energía), ¿cuál es la manera en qué se organizan las búsquedas y rescates de turistas perdidos en áreas protegidas del país?

En ese sentido, Ronald Chan Fonseca, director regional del Área de Conservación La Amistad Pacífico (ACLAP), explicó que no se trata de una decisión individual del SINAC sino que los cuerpos de socorro trabajan de manera colectiva y organizada bajo la figura de un Sistema de Comando de Incidentes (SCI).

“Es un cuerpo colegiado de personas con mucho conocimiento y experiencia, especializadas en rescate o en áreas silvestres protegidas y ahí es donde tomamos las diferentes decisiones para planificar el operativo”.

Este grupo está conformado, además del SINAC, por Cruz Roja Costarricense, Bomberos de Costa Rica (que trasladó a su Unidad de Rescate y Cavernas), el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Fuerza Pública y otros cuerpos especializados.

Esto permite analizar la situación y planificar la hoja de ruta de cada jornada, pero además facilita que se acceda a todos los recursos posibles incluso trayéndolos de San José.

¿Cuáles son esos recursos?

Por ejemplo, en la reciente búsqueda de la senderista, hubo operativo aéreo desde el principio: para subir brigadistas y unidades caninas; unidades caninas (perros entrenados para el rastreo) tanto de Cruz Roja como de Bomberos y del OIJ; sistemas de drones con detección de infrarrojo para identificar puntos de calor; laboratorio de voces – para determinar de dónde se había escuchado por última vez la voz de la muchacha -; análisis de registros del teléfono celular para identificar cuándo fue su última llamada y determinar su ubicación a partir de cuál torre de telecomunicaciones transmitió la conexión (si más cerca de Pérez Zeledón o hacia la costa). Estas herramientas permitieron delimitar la zona donde, finalmente, fue hallado el cuerpo.

Todo esto sumado al apoyo invaluable de los baquianos y arrieros (personas de las comunidades vecinas de Rivas y San Pedro).

“Son personas comprometidas y admirables, que sin ganar un cinco dedicaron casi una semana a apoyar las jornadas de búsqueda en el caso de la senderista. Más que baquianos son rastreadores, saben por dónde pasó una persona y siguen esa huella”, contó don Ronald.

“Diariamente nosotros llegamos a tener entre 40 y 50 personas participando activamente de la búsqueda en la parte alta del Chirripó, entre baquianos y funcionarios de los cuerpos de socorro. La mayoría subió caminando entre 6 y 8 horas. Siempre he dicho que son héroes en silencio”, afirmó el Director Regional.

Por otra parte, don Ronald explicó que la mayoría del recurso aéreo fue donado por organizaciones y empresas amigas que se solidarizan en medio de la emergencia.

Este tipo de recursos y de organización se activa cada vez que se extravía una persona en un área protegida.

No obstante, de acuerdo con el SINAC, en los últimos 10 años, sólo 4 personas se han extraviado en el Chirripó: un voluntariado de la UCR que nunca apareció, dos turistas que sobrevivieron y fueron rescatados, y ahora la senderista que lamentablemente falleció.

A %d blogueros les gusta esto: