Buscar en el sitio web:

  • Google Play
  • Apple Store
  • Apple Store

Casos de alcohol al volante aumentaron 27% este año

17 diciembre 2021

Con corte al 30 de noviembre, 3.163 conductores dieron positivo a la prueba de espiración de aire, realizada por la Policía de Tránsito en carretera. Esta cifra representa un incremento del 27% en los casos positivos, en comparación con el mismo periodo del 2020.

DEMASIADO ALCOHOL, DIRECTO A LA FISCALÍA: 
Más grave todavía, señaló German Marín Sandí, Director de la Policía de Tránsito, es que tres cuartas partes de ellos estaban tan alcoholizados, que fueron presentado a la Fiscalía para que afronten una causa penal por el presunto delito de conducir bajo los efectos del licor.

“Si bien conducir tras haber tomando licor es reprochable, sin importar el nivel de alcohol, causa todavía más estupor cuando el 74%, 2.330 personas, conducían en un estado que cuesta creer que pudieran siquiera encender el vehículo. Nos preocupa sobremanera que estos datos son a noviembre y ya hemos venido notando un incremento en la movilidad nocturna y hasta diurna, en torno a actividades sociales propias de Navidad y fin de año, en las que claramente se consume licor y luego se conduce”, acotó Marín.

En esa línea, reiteró el funcionario, el plan operativo de Navidad incluye 218 labores de control específicas para el tema del alcohol, con el objetivo de minimizar riesgos de tragedias, vinculadas con la ingesta etílica de personas que luego deciden conducir.

Según dato de la Policía de Tránsito, al 30 de noviembre pasado, la muerte de 18 personas en carretera pudo relacionarse con alcohol al volante.

Dentro del desglose de estos 3.163 casos positivos, además de los penales, 520 conductores habían consumido licor, pero los niveles tan bajos, reportados en la prueba, no implicaron sanción.

SANCIONES POR CONDUCIR TOMADOS:

Asimismo, 313 habían consumido gran cantidad de alcohol, por lo que se llevaron una multa de ¢327.000 y acumularon 6 puntos en la licencia, lo que les obligará a realizar un curso de reeducación vial para poder renovar la licencia, la que se les otorgaría por 4 y no por 6 años. Si el conductor que dio positivo tenía licencia por primera vez, los 6 puntos que acumula les hace perder el derecho a conducir por un año, de forma inmediata.

Finalmente, 116 conductores se negaron a realizarse la prueba de aliento, por lo que se llevaron una multa idéntica a que si hubiesen dado positivo y acumulan también 6 puntos en la licencia.

A %d blogueros les gusta esto: